Menu

HUANCHACO

Índice del artículo

 SURF CARE

En los últimos cincuenta años los tablistas peruanos hemos vivido un sinnúmero de atrocidades cometidas contra muchas de nuestras playas y rompientes. Quizás uno los ataques más arteros y perniciosos fue el que se realizódurante la década de los 80’s, Pablo Gutiérrez, el entonces alcalde de Chorrillos (un distrito de Lima) mandó a dinamitar el cerro que protege la ola de La Herradura con la intención de construir una carretera que uniera las playas de La Herradura y La Chira, el proyecto se quedó literalmente a mitad de camino, trayendo como consecuencia la destrucción de La Herradura y la alteración de su ola, aún revienta esta magnífica ola pero ha perdido un poco de su lustre de antaño. Anterior a La Herradura, durante los 60’s Eduardo Dibós alcalde de Lima, construyó “La Costa Verde” y al hacerlo malogró una serie de increíbles olas del distrito limeño de Miraflores, en Cabo Blanco al norte del Perú se construyó un muelle de pescadores en medio del recorrido de una de las mejores olas del Perú. Todos estos abusos sirvieron para que lostablistas se unieran y comenzaran a trabajar con poder ejecutivo y legislativo del gobierno peruano y eventualmente consiguieron que se pueda promulgar la ley 27280 “Ley de Preservación de las Rompientes apropiadas para la Práctica Deportiva”

http://panorama.solutions/sites/default/files/regulation_to_surf_break_protection_law.pdf

Huanchaco, después de Chicama, fue la segunda playa peruana en inscribirse ante el Registro Nacional de Rompientes (RENARO), a fin de gozar de los beneficios que esta ley proporciona.

La construcción del Puerto de Salaverry al sur de Huanchaco, a inicios de los 60’s ha afectado severamente el flujo de la arena arrastrada por la corriente peruana que fluye de sur a norte. Como consecuencia de ello, los balnearios que se encuentran al norte de Salaverry han vistos sus playas desaparecer dramáticamente debido a la erosión costera causada por los molones retenedores de arena construidos en Salaverry con el fin de prevenir de que el fondo marino se arene y buques de mayor calado puedan acoderar en dicho puerto.

La presión de la gente en la provincia de Trujillo ha hecho que el gobierno central busque soluciones ante este grave problema. Debido a que la ley 27280 dice que soluciones contempladas anteriormente como la construcción de molones o espigones no es una solución viable, ha hecho que el gobierno cancele un proyecto anterior que incluía la construcción de 21 espigones a lo largo del litoral costero de la provincia de Trujillo.

Autoridades y la comunidad en su conjunto de Trujillo están en contra de posibles soluciones que incluyan la construcción de espigones o molones, saben que este tipo de soluciones no son las mejores y eventualmente fracasan, y como consecuencia la belleza de sus playas y de sus olas se ven afectadas.

 

WORLD SURF CITIES NETWORK